La venganza del HTPC: ahora también queremos jugar

Alienware Steam Machine

Los HTPC ahora son mucho más que simples reproductores multimedia. Del cine, las series y la música hemos pasado a equipos mucho más completos capaces de llevar al salón muchos de los servicios que antaño sólo disfrutábamos en un escritorio, en un ordenador ‘clásico’.

El juego en el HTPC es una posibilidad que ya existía en el mercado, pero que este año crecerá enormemente gracias a los nuevos formatos y el nuevo software que veremos a lo largo de 2014. Equipos más potentes con Windows o con sistemas específicos para el juego como Steam OS, los HTPC han cambiado de rol para ser mucho más que simples equipos multimedia.

Todo empezó con lo multimedia

Tenemos que remontarnos al cambio de siglo para ver los HTPC del mercado. Por entonces eran máquinas creadas de forma casi artesanal por los usuarios más avanzados que buscaban una alternativa a su PC de escritorio o portátil. ¿La misión? Reproducir contenido digital, principalmente audio y vídeo. Formatos como DivX pusieron de la mano de los usuarios la posibilidad de crear o descargar el contenido y posteriormente visionarlo a través de un segundo equipo lejos de su ordenador principal, como por ejemplo en la Xbox 360.

HTPCUn par de HTPC para multimedia, por EL HTPC

El vídeo siempre ha sido uno de los principales puntos de apoyo de la tecnología en el salón. Con el paso de los años también han ido llegando otras posibilidades, como la de servidor de información para el resto de dispositivos del hogar o un servicio de descargas P2P. Lo que inicialmente eran ordenadores de grandes dimensiones — o, al menos, muy parecidas a las de un ordenador de sobremesa estándar — también sufrieron una drástica reducción en el tamaño hasta el punto actual, que muchos incluso entran en la palma de la mano.

Las nuevas posibilidades: es la hora de los SFF

Han pasado ya más de diez años desde entonces y ya se sabe que ese tiempo en tecnología puede ser una eternidad. El mercado ha cambiado radicalmente, motivado por varias razones: por un lado, el contenido procede de Internet y está en alta definición, un formato completamente asentado y que ocupa una buena parte del espacio de nuestros discos duros. Por otro lado, el hardware ha evolucionado de forma muy significativa hasta tal punto que ha renovado completamente la forma en la que vemos los HTPC. En palabras de Jose Manuel Esterlich, ‘Tendero Digital’ de Al otro lado del mostrador:

El HTPC es un tipo de ordenador que durante el pasado año se dio por muerto y enterrado. Y sin embargo sigue vivo y goza de buena salud. Eso si, los HTPCs que estamos montando hoy, no son como los que montábamos hace unos años. Lo que ha muerto es el concepto de HTPC como sistema para ver vídeos en el salón de casa. Ahora lo que tenemos es muchos equipos que hacen muchas más o muchas menos cosas; pero que hacen lo que el cliente quiere en cada caso.

Hemos pasado de tener equipos pensados para un uso sencillo a un concepto muy de moda últimamente, que es el de los SFF o Small-Form Factor. Los SFF son ordenadores muy potentes en un formato reducido. Varios fabricantes están promoviendo este concepto al comprobar que los componentes son ahora mucho más pequeños que antes, que el consumo energético se ha visto notablemente reducido y que la llegada de nueva tecnología ha significado una muy importante evolución. Por ejemplo los SSD han sido vitales, permitiendo ganar mucho rendimiento a la vez que su tamaño es menor al de los discos duros tradicionales. Según David Luque de ELHTPC.es:

La velocidad de encendido y la agilidad del HTPC son factores a los que cada vez se les da más importancia. Para conseguir estos objetivos los SSDs son la alternativa perfecta. Hace un año eran pocos los clientes que se inclinaban por incluir un disco de estas características, sin embargo, actualmente entre el 50-70 % de nuestros clientes optan por esta opción. Es más, la tendencia en los HTPCs premontados es posibilitar la instalación de un SSD mSATA y no permitir incluir discos de 2,5” ni de 3,5”.

pc-gamer-2014-dpunisherPC Gamer 2014, por dPunisher

Otro punto esencial en la creación de los SSF ha sido el calor emitido. El formato de PC actual es tal y como lo conocemos porque tradicionalmente siempre se han requerido grandes sistemas de ventilación para enfriar componentes que, en muchas ocasiones, podían llegar a acercarse a los 100 grados de temperatura. El hardware actual es mucho más frío que el de antaño, lo cual ha permitido que las soluciones de disipación y ventilación no sean fundamentales. Éstas son ahora mucho más pequeñas, e incluso en ciertos casos ni siquiera son necesarias: la refrigeración pasiva en los ordenadores de formato clásico es algo aún utópico, pero empieza a verse en muchos equipos de menores dimensiones.

El hardware actual es mucho más frío que el de antaño, lo cual ha permitido que las soluciones de disipación y ventilación no sean fundamentales

Podemos pensar en que los SFF son equipos con gran potencial en pequeño formato, y acertaremos. Con ellos se abre la veda a nuevas posibilidades: el juego en el salón. Algo que típicamente estaba restringido al uso de PC muy potentes — y, hasta ahora, también de grandes dimensiones — puede ser una realidad con los SFF. Tampoco podemos olvidar la reproducción de vídeo UHD, muy exigente en comparación con el FullHD y que no muchos equipos actuales pueden reproducir sin complicaciones y que se plantea como un salto importante de cara a los próximos meses. David Luque incide en los nuevos estándares pensados para los nuevos formatos de vídeo:

Un cambio enorme que traerá este 2014 será la estandarización del HDMI 2.0, brindando soporte completo al 4k (actualmente con el HDMI 1.4 existe una limitación de 24-30p) aumentando enormemente el ancho de banda y mejorando la calidad tanto de imagen como de sonido. El HDMI 2.0 permitirá que las televisiones 4k y los HTPCs puedan funcionar perfectamente a dicha resolución. Por otro lado, la conexión óptica SPDIF para audio es muy posible que desaparezca por quedar obsoleta; de hecho, a día de hoy no es compatible con los últimos formatos de audio en HD, dado que su ancho de banda es insuficiente.

Si tengo la base, Windows y Steam son los elegidos

Hablábamos de los SFF como una evolución de los HTPC, mencionando que el aspecto vital de su existencia es su importante evolución en términos de rendimiento. Y no podemos restar importancia al software dentro de este segmento. En el salón hay varios que se han posicionado como los reyes.

Si nos montamos un SFF y lo colocamos en nuestro salón seguramente será porque estamos pensando básicamente en dos sistemas operativos: Windows de Microsoft y Steam OS de Valve.

Windows 8

A Windows lo conocemos todos. Es a día de hoy el sistema operativo en el que existe el mayor catálogo de aplicaciones disponibles, con gran importancia en los videojuegos. Prácticamente todos los videojuegos que se lanzan en el mundo tienen versión Windows. En otras palabras: si lo que quieres son títulos modernos y punteros, en un SFF con Windows lo podrás hacer.

Pero el mérito no hay que dárselo directamente a Windows. El juego bajo Windows (en algunos casos también Mac y Linux) se ha visto reforzado por plataformas como Origin, Battle.net, UPlay o la propia Steam, sobre la que hablaremos más en profundidad a continuación.

steamos

Steam OS sería la segunda opción. Aún está en fase beta y, por ello, orientado a usuarios con perfil avanzado, pero con muchas expectativas puestas en él. Un sistema dedicado casi en exclusiva a jugar, aprovechando el potencial que ya hemos visto en la aplicación para PC, con un ingente catálogo y una interfaz específicamente diseñada para el salón. Jose Manuel Esterlich también habla de Steam y de los HTPC para mover juegos, calificándolos como ‘un segmento en alza’:

Hay que reconocer que Steam tiene toda la razón del mundo tratando de introducir el PC en el salón de casa para jugar. Los HTPCs capaces de mover juegos en alta definición, son un segmento en alza. Son equipos perfectos para los jugadores de PC, que quieren disfrutar de sus juegos en el TV o en el proyector del salón. Normalmente estos equipos se montan a medida.

Valve está preparando sus propios SFF, las denominadas Steam Machines certificadas oficialmente, pero sin olvidar que la opción de instalar Steam OS también está abierta a todo tipo de equipos y configuraciones ‘clónicas’. Las versiones actuales aún están en una fase muy inicial del desarrollo, pero poco a poco van recibiendo nuevas posibilidades y ganando compatibilidad con el hardware.

La potencia sin control no es para un HTPC

Hay una importante problemática relacionada con los HTPC. Estamos acostumbrados a que el teclado y el ratón de un sobremesa o portátil tengan una base sobre la que apoyarse. Esto cambia radicalmente en un HTPC que típicamente disfrutamos en un sofá sin superficies donde sustentar. El teclado y el ratón de toda la vida ya no valen y es necesario buscar alternativas que sean cómodas a la vez que completas.

logitechk400-1

Lo que tenéis aquí arriba es una de las mejores opciones del mercado actual. Es el Logitech K400, un teclado que tiene adosado un trackpad similar en funcionalidad al que encontramos en los portátil. Este periférico es perfecto para funciones multimedia (solucionaremos las posibilidades de introducción de texto y manejo del cursor de una tacada, con un dispositivo inalámbrico y con una batería cuya autonomía oficial es un año), y como éste hay algunas opciones más en el mercado. Lo malo es que se antoja muy incómodo para el juego en el salón, que como comentamos anteriormente es una posibilidad real en los HTPC con Windows e incluso al alza con la llegada de Steam OS.

Valve tiene en desarrollo un mando específico para Steam OS, al que han denominado Steam Controller. Este periférico innova gracias a utilizar un par de superficies táctiles en vez de joysticks, si bien por ahora no es más que un prototipo pero con buenas ideas detrás.

Valve es sabedora de que el control lo es casi todo en juegos por lo que ha confirmado que abrirá la posibilidad de que terceros fabricantes desarrollen sus propios mandos para Steam OS, pero sobre estos productos de futuro aún no hay detalles. Es algo que se irá conociendo a lo largo del año, si bien queda claro que la mejor interacción con Steam OS — y en general, con el juego en el salón — se realizará mediante controladores de juego.

Lo que ya hemos visto en videoconsolas se trasmite casi sin cambios a los HTPC, y es que de hecho uno de los mandos mejor valorados para el juego en el salón es el de Xbox 360, disponible por unos 30 euros y siendo plenamente compatible con sistemas Windows y también con Steam OS de forma nativa.

mando xbox 360

En lo referente al software también hay cambios que hacer, y muchos de ellos ya los hemos visto. Sin ir más lejos la interfaz de Windows 8 supone un antes y un después a todo lo que habíamos visto en sistemas Windows anteriores, simplificando la forma en la que la usamos a la vez que engrandece los iconos y textos. Otras, como Steam OS con su Big Picture también han cambiado las reglas, ofreciendo la información en un formato ‘mucho más grande’ para poder verla en nuestro televisor.

Jugar con un SFF, ya puedes empezar

Esto de los SFF no es ciencia ficción. Todo lo contrario, los SFF son una realidad y puedes montarte alguno siguiendo las mismas reglas con las que te comprarías una ‘torre’ de gran formato. No obstante, es importante tener en cuenta algunos factores:

  • ¿Cuál es tu exigencia en los videojuegos? ¿Te sirve con la configuración mínima o necesitas ir a por la configuración más potente posible?
  • Y no sólo la exigencia. ¿Qué tipo de juegos? ¿Punteros y los más modernos (y exigentes) o lo tuyo es más una línea ‘casual’?
  • Si tu foco no está puesto en los videojuegos tal vez sí lo esté en lo multimedia. ¿Un HTPC para vídeo y audio completamente silencioso? Existe y, aunque limitado en rendimiento (no pienses jugar a Battlefield 4 al máximo con un HTPC ‘pasivo’) te servirá.
  • El tamaño sí importa en los HTPC. Desde equipos del tamaño de una caja de zapatos hasta los SFF, que hay modelos de la mitad del tamaño de una torre estándar de PC. ¿Qué buscas en tu HTPC?

Jose Manuel Esterlich también nos relata algunas ideas a seguir:

Como podemos ver, el HTPC perfecto no existe. Lo que si podemos encontrar, es el HTPC perfecto para cada usuario, atendiendo normalmente a:

  • Los usos que le quieran dar
  • El tamaño del que dispongan en el mueble del salón
  • La importancia del ruido
  • El presupuesto del que dispongan.

htpc-juegos-tassadar

El mercado del hardware es inmenso, más grande que nunca. Hay muchísimas posibilidades para un mismo componente, con lo que es posible que la elección llegue a ser algo compleja. Os dejamos con algunos consejos:

  • Microprocesador: Intel tiene los micros más potentes, pero ahora mismo AMD supone una mejor apuesta por calidad/precio. Además sus GPU integradas ofrecen un rendimiento mayor en la mayoría de los sentidos, y por 150 euros ya tenemos una APU genial para ser montada en un equipo de pequeñas dimensiones. Su último salto a los 28 nanómetros supone además una significativa mejora en términos de consumo energético y temperaturas.
  • Gráficos: típicamente los gráficos integrados suelen ser más que suficientes para un HTPC, pero si queremos darle más potencia podemos optar por una gráfica dedicada. Según la caja elegida puede que quepa o no, con lo que es una decisión importante; asimismo, prácticamente todas las placas base del mercado incorporan un PCIe para conectar una gráfica.
  • Placa base: importante elegirla según el tamaño de la caja. Generalmente se utilizan placas mini-ITX, y éstas están disponibles en todas las plataformas actuales (AMD o Intel, para cualquier generación de ellas). También existen placas ‘gaming’ de la más alta gama en estos tamaños.
  • Memoria RAM la diferencia frente a un PC normal es que las placas en estos tamaños suelen tener dos zócalos en vez de cuatro u ocho. Por lo demás funcionan igual.

Intel-SSD-525-mSATA

  • Almacenamiento: aquí está uno de los cambios más recientes, y es que la llegada de los SSD mSATA (por ejemplo los 840 EVO de Samsung) ha mejorado muy notablemente el rendimiento del conjunto. Si no, los SSD más típicos (interfaz SATA) siguen siendo válidos siempre y cuando la caja tenga el hueco necesario para su instalación.
  • Caja: si os fijáis se trata de una de las elecciones fundamentales, ya que de ella — y del espacio interno — dependerán el resto de componentes. No es sólo diseño, también es muy importante valorar la construcción, los materiales utilizados y, sobre todo, el volumen donde luego instalar los componentes.
  • Otros: el resto de componentes podemos definirlos ya en un grupo más secundario, con menor importancia. Por ejemplo el disipador puede ser interesante ya que hay algunos modelos de ‘perfil bajo’ que se caracterizan por tener unas dimensiones pequeñas; la fuente de alimentación es ideal cogerla modular para ahorrar espacio; y por último la instalación es importante que sea limpia y ordenada.

Un ejemplo práctico

Mucha teoría pero poca práctica. A continuación os proponemos un SFF equilibrado en características y por supuesto también en precio, que se puede montar con componentes disponibles en el mercado español:

Componente Marca/Modelo Descripción Precio aproximado
Caja Bitfenix Prodigy Una de las opciones de moda en equipos de pequeño formato gracias a su curioso diseño y sus pequeñas dimensiones, 250×404×359 milímetros. Tiene ciertos requisitos (placas mini-ITX, fuentes de alimentación de hasta 160 milímetros) a tener en cuenta cuando se eligen el resto de componentes, pero que no son tan restrictivos con los componentes que existen en el mercado. Está disponible en una amplia variedad de colores 70 euros
Placa base Gigabyte GA-F2A88XN-WiFi Teníamos que elegir una mini-ITX (17×17 centímetros), y ésta incluye además ciertas funciones interesantes. Incluye WiFi 802.11ac, dispone de todas las interfaces modernas (SATA 6 Gbps, USB 3.0, USB 2.0), un PCIe 3.0 ×16 y un par de zócalos DIMM para memorias DDR3 90 euros
Procesador AMD A6-6400K Un todoterreno de gama media con un rendimiento bastante normalito, pero que puede ser suficiente para ciertos usos. Su TDP es de 65 vatios (lo cual nos va a permitir elegir un disipador de ‘bajo perfil’), e incluso sería preferible elegir otras opciones de menor TDP si fuese sencillo conseguirlas. Existen, pero no es fácil encontrarlas en el mercado 55 euros
Tarjeta gráfica Sapphire AMD R9 270X Vapor-X 2 GB Una opción que ofrece buena potencia a un precio comedido. Permitirá disfrutar de los juegos punteros actuales sin problema alguno, y además su rendimiento se puede combinar con el de la GPU integrada de AMD. Un componente ‘opcional’ que no será necesario si no vamos a jugar 190 euros
Memoria RAM G.Skill RipJaws DDR3 (2×2GB) De entre los muchos modelos disponibles elegimos un par de estos de 2 GB para hacer un total de 4 GB para el equipo. CL7 (latencias 7-8-7-24) y 1.600 MHz. Los 4 GB son una buena cifra, aunque no estaría de más ir a un total de 8 GB 50 euros
SSD Crucial M500 240 GB Un SSD muy rápido en lectura (500 MB/s), decente en escritura (250 MB/s) y con una capacidad que por su precio es excelente. Perfecto para almacenar el sistema, las aplicaciones más comunes y con algo de espacio extra 110 euros
HDD WD Caviar Green 1 TB Un disco de gran capacidad que puede ser interesante para almacenar contenido multimedia para servir como ‘biblioteca’. No es un componente fundamental, pero lo añadimos para universalizar el uso de nuestro SFF 55 euros
Lector de DVD Genérico No hay diferencias apreciables entre unos modelos u otros… cualquiera servirá. También puede ser interesante un lector de Blu-Ray para lo relacionado con las películas en ese formato 20 euros
Disipador Noctua NH-L9a Noctua es una marca de las mejor posicionadas en el mercado actual gracias a su potencial. El NH-L9a es perfecto para un SFF por su bajo perfil, sólo 37 milímetros de altura. 45 euros
Fuente de alimentación Tacens Valeo V 700 W. Una fuente de alimentación de gama media interesante por su precio y potencia, pero también porque es modular (lo cual siempre se agradece a la hora de organizar el cableado interior) y tiene certificación 80 Plus (que promete una cierta eficiencia energética). Los 700 vatios deberían ser suficiente para alimentar el equipo en caso de que decidamos utilizar la gráfica dedicada 70 euros
TOTAL 755 euros

Los precios están redondeados al alza, pero nos sirven para tener una aproximación al precio final. Evidentemente esto no es más que un ejemplo concreto que puede modificarse según las expectativas de cada usuario: quitar la gráfica o poner una de mayor potencia, cambiar a un chip Intel si se busca un mayor rendimiento, más memoria RAM, el ya mencionado lector Blu-Ray, otro formato de caja, etc. Un mero ejemplo con el que nuestra intención es que comprobéis que los SFF son una realidad y ya están en el mercado

No podemos despedirnos sin agradecer a David y Jose Manuel la colaboración en esta entrada, y os animamos a que visitéis sus respectivas páginas web (EL HTPC y Al otro lado del Mostrador) llenas de contenido interesante sobre HTPC, equipos multimedia y ordenadores para el salón. ¡Muchas gracias chicos!

Referencias

– Artículo original “La venganza del HTPC: ahora también queremos jugar” escrito por (Google+, @whiskito) el 11 de marzo de 2014 en Xataka.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s